BLOG

Cuatro consejos para enseñarle a tu perro a hacer afuera

Seguramente sabes que para un perro que no está entrenado es natural hacer sus necesidades cuando siente el impulso de hacerlas y donde quiera que esté. La buena noticia es que, con un poco de dedicación y práctica, puedes enseñarle a tu perro a hacer afuera o en el lugar indicado. Aquí encuentras cuatro consejos para lograrlo:

 

 

¿Cómo enseñarle a tu perro a hacer afuera sus necesidades?

 

1. Lleva un registro de sus rutinas

Lleva un horario y registro de sus “idas al baño” y de las salidas que haces al día con él. También, de cómo tu perro te avisa que debe hacer sus necesidades. Registra cualquier detalle, cambio o mejora, y así podrás identificar patrones y establecer rutinas.

 

Durante las primeras semanas de entrenamiento, sácalo varias veces al día al a hacer sus necesidades. Así verás cuántas veces las hizo, a qué hora, etc.

 

Mientras logras enseñarle a tu perro a hacer afuera sólo un par de veces al día, llévalo al lugar indicado:

  • Apenas se despierta en las mañanas
  • Al terminar una siesta
  • 10-20 minutos después de comer o beber agua
  • Al terminar de jugar
  • Justo antes de dormir

 

Encuentra la relación entre su alimentación y sus “idas al baño”

Si sabes cuándo come y toma agua tu perro podrás predecir cuándo tendrá que “ir al baño”. De acuerdo con el entrenador y autor Zac George, estas recomendaciones te ayudarán a enseñarle a tu perro a hacer afuera:

 

  • Llévalo a hacer sus necesidades entre 10 y 20 minutos después de comer
  • Remueve el plato con agua dos horas antes de su hora de dormir durante el periodo de entrenamiento
  • Aliméntalo un mismo número de veces al día y en horarios fijos
  • Remueve el plato de alimento entre comidas

 

2. No castigues a tu perro por hacer sus necesidades donde no debe

Castigar a tu perro después de que ha hecho sus necesidades en un lugar indebido puede confundirlo e incluso agravar el problema.

 

Por un lado, el entrenamiento por castigo puede derivar en problemas de inseguridad y comportamiento, como puedes leer en este artículo.

 

Por otro, normalmente pasa un tiempo hasta que notamos que el perro lo ha hecho en el lugar incorrecto. Al castigarlo, puede entender que es por lo que está haciendo en ese otro momento y no entenderá por qué estamos enfadados con él.

 

Adicionalmente, frotar su hocico en sus orines o heces como castigo no sólo es cruel sino que puede generarle una infección bacteriana.

 

La experta en entrenamiento de perros Dawn Sylvia-Stasiewicz indica que puedes hacerle ver su error atrapándolo mientras lo hace, alzándolo y llevándolo rápidamente a donde sí esté permitido orinar o defecar.

 

 

3. Usa recompensas para enseñarle a tu perro a hacer afuera

Para enseñarle a tu perro a hacer afuera, te recomendamos utilizar el entrenamiento con refuerzo positivo. Este método se trata de recompensar los buenos comportamientos del perro para hacerle entender que debe seguir haciéndolos. De esta forma, puedes premiarlo por “ir al baño” donde es debido.

 

Prueba con asociar una palabra a la instrucción de “ir al baño” una vez lleves a tu perro al lugar indicado. Así mismo, usa algunas palabras de ánimo o motivación mientras lo hace, en un tono de voz suave para no distraerlo de lo que está haciendo.

 

Justo cuando termine, dale una recompensa por su buen comportamiento. Puede ser un snack, palabras de cariño o caricias. Así, tu perro asociará el área para hacer sus necesidades con las recompensas, y buscará hacerlas ahí.

 

 

4. Ten mucha paciencia y constancia para enseñarle a tu perro a hacer afuera

Puede tomar meses que tu perro entienda que no debe hacer sus necesidades en casa, que debe esperar hasta ir al lugar indicado y que debe avisar cuando tiene que hacerlo.

 

Sylvia-Stasiewicz indica que toma unas cinco semanas adquirir un nuevo hábito. Esto no significa que debas dejar de prestar atención y de aplicar lo aprendido cuando ese tiempo de entrenamiento pase. Algunas recomendaciones adicionales que da en este sentido son:

 

  • Entrenarlo desde que llega a casa por primera vez.

 

  • No dejarlo solo mientras hace sus necesidades en el lugar correcto, pero tampoco distraerlo.

 

  • Esperar al menos diez minutos hasta que haga sus necesidades en el sitio indicado.

 

  • Si está teniendo muchos accidentes de estos en casa, sacarlo más a menudo.

 

  • Si luego de haber aprendido a hacer afuera vuelve a hacer adentro, comenzar de nuevo el entrenamiento completo. Si esto persiste luego de unas semanas, puede ser un problema médico.

 

  • Si es un cachorro, tendrá que ir cada dos o tres horas. En sus primeros seis meses de vida no controlará sus esfínteres. En sus primeras siete semanas, y hasta completar sus vacunas, no deberá salir a la calle. Podrás optar por que haga sus necesidades en periódico, pañales extendidos o una caja de arena en casa. Cuando crezca tendrás que enseñarle a tu perro a hacer afuera.

 

 

Así las cosas, enseñarle a tu perro a hacer afuera requerirá atención constante, habilidades predictivas, comprensión, recompensas y mucha paciencia. Para otros consejos de entrenamiento de perros, no te pierdas nuestros otros artículos.

 

Bibliografía

Sylvia-Stasiewicz D, Kay L. Training the best dog ever. Nueva York: Workman Publishing; 2012.

George, Z. Zac George’s Dog Training Revolution. Nueva York: Ten Speed Press; 2016.

COMPARTIR

Deja un comentario