BLOG

Entrenamiento de perros: cómo entrenar a tu perro a través del refuerzo positivo y lograr resultados de verdad

Si tienes un perro, seguramente sabes bien que te evitarías bastantes malos momentos si encontraras la mejor forma de entrenarlo. El entrenamiento de perros con refuerzo positivo es una de las opciones para hacerlo, y ha ganado gran popularidad por las ventajas que representa para perros y dueños.

 

¿Qué es el entrenamiento de perros con refuerzo positivo?

Probablemente, cuando piensas en entrenamiento de perros recuerdas a César Millán, el “encantador de perros”. Y, de paso, piensas en perros siendo corregidos verbal o físicamente. Éste es el método tradicional de entrenamiento de perros a través del castigo.

 

Pero también existe el entrenamiento con refuerzo positivo, que permite al perro aprender a través de recompensas. Bajo este método, el adiestramiento es una vía para darle la seguridad, confianza y amor que necesita.

 

Este concepto fue documentado por primera vez por Ian Dumbar, veterinario y doctor en comportamiento animal. Según Dumbar, entrenar a un cachorro es como criar a un niño, pues cada interacción es una oportunidad de educarlo.

 

 

¿Cómo se diferencia el entrenamiento de perros con refuerzo positivo del entrenamiento con castigo?

El entrenamiento de perros a través del castigo se enfoca en las cosas “malas” que hace el perro. Éste debe averiguar por ensayo y error qué no debe hacer, para no ser castigado verbal o físicamente.

 

De manera opuesta, el adiestramiento con refuerzo positivo se enfoca en premiar los comportamientos “buenos” o deseados. Así, el animal logra entender qué debe o puede hacer al ver que es recompensado por eso.  Naturalmente, deja de llevar a cabo las acciones no recompensadas.

 

Este modelo parte de que para el perro es castigo suficiente el no recibir una recompensa, y que esto es incluso más efectivo que regañarlo o castigarlo físicamente.

 

En la siguiente gráfica puedes ver las diferencias entre ambos métodos de una manera más clara.

 

Entrenamiento de perros

 

Beneficios del entrenamiento de perros con refuerzo positivo

 

1. Eliminarás comportamientos o costumbres indeseadas en tu perro

Así como el método tradicional, el entrenamiento de perros con refuerzo positivo funcionará para que tu perro deje de hacer cosas que no quieres que haga. Por ejemplo, que deje de morder o que no haga sus necesidades en casa.

 

 

2. Le enseñarás trucos y buenas costumbres

Podrás enseñarle a tu perro desde instrucciones básicas como sit o sentado, quieto y ven, hasta trucos como saltar, dar vueltas en el suelo o dar la mano. E incluso, buenas costumbres como hacer sus necesidades en el lugar apropiado o dormir en su cama.

 

3. Mantendrás a tu perro feliz y curioso

El entrenamiento de perros con refuerzo positivo es una práctica divertida tanto para ti como tu perro. Al permitirle explorar continuamente en un entorno positivo y libre de miedo, lo mantendrás curioso, entretenido y enérgico.

 

4. Fortalecerás la conexión con tu perro

De acuerdo con los autores y expertos en entrenamiento Dawn Sylvia-Stasiewicz y Larry Kay, el adiestramiento, en especial con refuerzo positivo, siempre lleva a desarrollar un vínculo entre el perro y su dueño.

 

A través de éste, ambos aprenden el uno del otro y logran comunicarse, entenderse y conectarse emocionalmente.

 

Adicionalmente, te permitirá establecer un liderazgo positivo, basado en el amor y el respeto, en vez de uno dominante o agresivo. Recuerda que los perros aman y son fieles a sus dueños porque les ofrecen comida, techo y seguridad, no por el castigo o dominancia que ejercen.

 

5. Tendrás un perro más seguro y preparado para el mundo

Según Sylvia-Stasiewicz y Kay, un perro conectado con su dueño a través del este tipo de entrenamiento es un perro feliz y seguro que tendrá éxito entre las personas. Al sentirse a salvo y entender sus límites, será más pacífico y amable con los demás.

 

6. Evitarás problemas de comportamiento y obediencia

En el entrenamiento por castigo el perro experimenta para aprender, pero mientras lo hace espera un potencial castigo.  Esto puede hacerlo sentir permanentemente confundido, inseguro y asustado.

 

La American Veterinary Society of Animal Behavior (AVSAB) destaca que el adiestramiento por castigo puede ser inefectivo, peligroso y causante de comportamientos agresivos en perros, al llevarlos a estar en un permanente estado de alerta, defensa y/o ataque.

 

En 2004, la Universities Federation for Animal Welfare del Reino Unido encuestó a 364 dueños de perros para examinar la efectividad de diferentes métodos de entrenamiento y sus efectos en el comportamiento de los perros.

 

El estudio evidenció que el mayor número de problemas de comportamiento y desobediencia fue reportado por quienes usaban sólo el método del castigo o una combinación de éste con el refuerzo positivo. Paralelamente, la obediencia a instrucciones como soltar un objeto, caminar al lado del dueño y no morder o masticar objetos demostró ser mayor en quienes usaban recompensas.

 

¿Cómo practicar el entrenamiento de perros por refuerzo positivo?

A continuación encuentras algunos consejos para llevar el entrenamiento de perros con refuerzo positivo a la práctica diaria:

 

¿Cómo entrenar a tu perro con recompensas?

Cuando quieras que tu perro no haga algo, ignóralo inmediatamente en vez de recompensarlo. Así mismo, cuando siga una instrucción tuya o haga cosas admitidas, recompénsalo.

 

También puedes recompensarlo por un comportamiento indeseado únicamente cuando deseas que sí lo haga. Por ejemplo, saltar. Probablemente no quieres que salte todo el tiempo, pero podrás entrenarlo para que salte sólo cuando tú se lo pidas, a modo de truco o juego.

 

Para que te entienda puedes mostrarle la recompensa o asociar algún sonido (como un silbido) a la recompensa que vendrá. Encontrarás la mejor forma de comunicarte con él, probando, fallando y teniendo éxito en la práctica.

 

 

¿Qué recompensas usar?

  • Comida o bocados
  • Juegos
  • Paseos o salidas
  • Caricias
  • Palabras de ánimo o cariño
  • Oportunidad de socializar (por ejemplo, ir al parque)

 

 

Sé paciente y constante

El entrenamiento de perros es una práctica consistente, que requiere tiempo, paciencia y perseverancia. No verás resultados de un día para otro. Necesitarás muchas horas de práctica, experimentación y entrega de tu perro, de ti y de quienes viven contigo.

 

Con estos consejos y los que podrás encontrar en nuestros siguientes artículos podrás entrenar a un perro obediente, seguro y feliz. Esto independientemente de si es cachorro, adulto o si ha sido entrenado bajo otros métodos.

 

Bibliografía

Sylvia-Stasiewicz D, Kay L. Training the best dog ever. Nueva York: Workman Publishing; 2012.

AVSAB. AVSAB Position Statement The Use of Punishment for Behavior Modification in Animals; 2004 [consultado]. Disponible en: https://avsab.org/wp-content/uploads/2018/03/Punishment_Position_Statement-download_-_10-6-14.pdf

Hiby EF, Rooney NJ, Bradshaw JWS. Dog training methods: their use, effectiveness and interaction with behaviour and welfare [Internet]. Bristol, Inglaterra: Anthrozoology Institute, Department of Clinical Veterinary Science, University of Bristol; 2004 [consultado]. Disponible en: https://www.researchgate.net/publication/261106650_Dog_training_methods_Their_use_effectiveness_and_interaction_with_behaviour_and_welfare

COMPARTIR

Deja un comentario